Columnistas 12:00 a.m. lunes 15 de agosto de 2016

Camino de Cruces vs cerro Ancón: reto colosal

Camino de Cruces y la propuesta de desarrollo turístico no ha sido integrado a desde lo central y la posibilidad de serlo
Orlando Acosta Patiño
opinion@laestrella.com.pa
El Camino de Cruces fue la primera ruta intermodal que atravesó el Istmo en una secuencia fascinante de nuestra historia de tránsito. Combinó un tramo navegable del río Chagres —desde el Caribe— con el camino empedrado que comenzaba con el poblado de Venta de Cruces hasta la ciudad de Panamá en el Pacífico. Por él pasaron importantes riquezas desde el Nuevo Mundo hasta el Viejo Continente, al igual que personas que estuvieron frente a importantes eventos históricos, sociales y culturales, no solo de Panamá sino de América.
Gran parte del Camino de Cruces —en un grado incierto de conservación— se encuentra bajo territorios del Parque Nacional Camino de Cruces, administrado por el Ministerio del Ambiente y bajo el Municipio de Panamá. El Camino de Cruces aún espera una designación por parte del Instituto Nacional de Cultura para una designación de protección, a pesar de haber sido, junto al Camino Real, negociado con Unesco para integrarlos a la declaratoria de Patrimonio Mundial. La integridad del camino colonial de Camino de Cruces ha sido comprometida en un desarrollo inmobiliario (Clayton), de equipamiento de salud (Ciudad Hospitalaria) y de movilidad urbana (Corredor Norte) poco controlado y en ausencia de su condición de protección patrimonial.
Camino de Cruces y la propuesta de desarrollo turístico no ha sido integrado a desde lo central y la posibilidad de serlo desde lo descentralizado parece ser un atisbo que se plantea desde el Foro. Allí un desafío.
Camino de Cruces podría ser explotado desde una visión de Paisaje Cultural que tiene como eje la evolución de la visión del Camino, desde lo Colonial, a territorio Natural, con un componente inusitado que brinda el Canal de Panamá y la evidencia que genera los trabajos de arqueología bajo el programa de Ampliación y el rol del poblado de Gorgona, en las postrimerías de las Ferias de Portobelo.
La gestión del Camino de Cruces desde una propuesta de desarrollo puede exhibir el rol de Panamá y de sus caminos coloniales en el mapa de un Panamá globalizado desde hace poco menos de quinientos años, representa un reto colosal y una oportunidad.
Invito al Municipio a que siga trabajando para integrar valores culturales y naturales al imaginario de los ciudadanos del distrito, sin olvidar también otros espacios de menos complejidad técnica y administrativa, como es el de integrar el cerro Ancón, reserva natural municipal, bajo los novedosos esquemas administrativos y de enorme potencial turístico que se discuten y que podría ser otro de los tema abordados en las discusiones públicas: Foro Encuentro con Mi Ciudad .
INGENIERO